Pies y piernas sudorosas

Transpiración en los pies

La transpiración en los pies puede causar problemas para todos

¿Cuál es la causa de la sudoración de pies?

Los pies sudorosos existen debido al calor y al ejercicio, y también debido al estrés. Con otras partes del cuerpo, la transpiración puede evaporarse fácilmente, pero, en el caso de los pies, la sudoración queda entre los dedos de los pies, así como también dentro de las medias y el calzado.

Cuando el sudor queda atrapado, las bacterias que se alimentan de él liberan un olor desagradable, y esto genera los pies olorosos, afección también conocida como “bromhidrosis”. Esto continúa incluso después de sacadas las medias y el calzado, especialmente si las ponemos en un lugar oscuro como un placar o un cajón, donde pueden desarrollarse.

¿La transpiración en los pies de una persona es mayor que la de otra?

La sudoración de pies de una persona puede ser, naturalmente, mayor a la de otra, pero esto no suele causar incomodidad ni problemas. Los cambios en la pubertad, en el embarazo y en la menopausia también pueden aumentar la transpiración en los pies.

Un pequeño porcentaje de personas padecen sudor excesivo o hiperhidrosis, y algunas pueden notar que sólo sufren de excesiva transpiración en los pies. Esta enfermedad se denomina “hiperhidrosis plantar”. En algunos casos, el problema desaparece, y, en otros, dura toda la vida.

Cómo evitar la sudoración excesiva en los pies

  • El sudor queda fácilmente atrapado en los pies y dedos de los pies: limpialos y secalos bien al menos una vez por día.
  • Las medias fabricadas con materiales naturales como el algodón o las fibras de bambú son la mejor opción porque te hacen sudar menos.
  • Cambiá tus medias al menos una vez por día.
  • Usá calzado hecho con materiales como el cuero o la lona. Las sandalias u ojotas en el verano son buenas opciones para que tus pies respiren.
  • No uses el mismo calzado todos los días, ya que necesitan tiempo para secarse.
  • En el caso de sudor de pies excesivo, pasá un poco de alcohol entre los dedos de los pies después de la ducha para que se sequen más rápido.
  • Desodorizá las plantillas. El talco puede ayudarte a absorber el sudor y mantener el calzado fresco.
  • Pensá en usar un jabón para pies o un desodorante para pies, en especial, con los climas cálidos o calurosos.

Existen diversos tratamientos para la gente que sufre de sudor de pies excesivo o hiperhidrosis plantar. Para más información, hacé una consulta con tu médico.

Más sobre Rexona.