irritación por sudor en axilas y pecho

Sarpullido por sudor

¿Qué causa el sarpullido por el sudor?

La erupción por sudor es muy común y puede ocurrir en cualquier momento. La levadura natural en la piel llamada “cándida” causa irritación cuando el balance natural de tu piel es alterado. Esto puede suceder cuando el sudor de tus glándulas no se evapora por completo.

Tu piel puede irritarse o picar, con un sarpullido de color rojo o una sensación de quemazón en la piel. El sarpullido causado por el calor extremo, el ejercicio, el exceso de sudor, los cambios en la piel, los productos para el cuidado del cuerpo, las telas sintéticas y la ropa ajustada pueden agravar las ronchas por sudor.

Algunas personas tienen piel sensible que reacciona a las fragancias o al perfume de algunos productos. También hay personas alérgicas a otros ingredientes como el alcohol y las sales de aluminio.

¿Dónde ocurre una erupción por sudor?

La erupción por sudor tiende a ocurrir en lugares donde la piel de alguna parte del cuerpo roza otra, como es el caso de las axilas, detrás de las rodillas, la entrepierna, la ingle, entre los senos y debajo de ellos.

¿Cómo puedo detener una irritación por sudor?

La mayoría de los tipos de irritación por sudor van a ir desapareciendo de forma natural. Si sos sensible al perfume o si tenés eczema, entonces quizás sea una buena idea que pruebes un antitranspirante o un desodorante sin fragancia. También podés intentar usar un emoliente o hidratante junto con tu antitranspirante o desodorante.

Algunos cambios en tu rutina también te pueden ayudar a controlar el sarpullido por el sudor:

  • Cuando hagas ejercicio, usá ropa holgada y elegí telas que generen menos sudor, como el algodón y el lino.
  • Durante el verano, si tu piel se pone irritable, mantené tu cuerpo hidratado y tomá duchas con agua fresca o que no esté caliente.
  • Si un producto para el cuidado de la piel te produce irritación, detené de inmediato su uso.
  • Si un sarpullido crece, usá ropa liviana fabricada con materiales naturales como el algodón y evitá las fibras sintéticas.
  • Los antitranspirantes que contienen sales de aluminio pueden detener la transpiración, lo que puede ayudar a prevenir el sarpullido por sudor, pero también pueden irritar la piel. Si esto sucede, tal vez prefieras usar una crema emoliente o hidratante junto con tu antitranspirante, o también podés considerar productos naturales, para piel sensible o sin aluminio, disponibles tanto para hombre como para mujer.

Si las ronchas por sudor o los sarpullidos por transpiración te preocupan, hacé una consulta con tu médico para determinar la mejor solución para tu caso en particular.

Más sobre Rexona.