Hombre en una patineta

¿Cómo dejar de sudar?

No podemos decirte cómo dejar de transpirar definitivamente. Eso es físicamente imposible. Pero, mediante algunas jugadas inteligentes, podemos evitar que la transpiración te impida correr por la cancha o que simplemente camines desde el trabajo hasta tu casa. Creamos un compilado de las siete soluciones principales que te ayudarán a mantener el control, ya sea para evitar el exceso de sudor o esas manchas incómodas de transpiración.


¿CÓMO DEJAR DE TRANSPIRAR EN 7 PASOS?

1. MANTÉN TU FRESCURA

Estamos hablando sobre puntos de pulso, como la parte posterior de las rodillas, el cuello y las orejas. Moja o humedece estas áreas con agua fría para disminuir la temperatura corporal. Si tu cuarto parece un sauna por la noche, una toalla húmeda en la parte posterior del cuello, en el pecho o sobre las piernas te va a refrescar en solo unos minutos.

2. CONVIERTETE EN EXPERTO EN TELAS

Si transpiras de manera excesiva, la ropa suelta y fresca va a ser tu mejor aliada. El lino y el algodón liviano y transpirable también pueden absorber la humedad y mantener tu piel seca. Por el contrario, evita las telas que retienen el calor como la lycra, el poliéster y la viscosa.

3. ROCÍA

Si alguna vez te preguntaste cómo hacer para dejar de transpirar cuando estás en movimiento, una botella de agua con atomizador es un elemento esencial que debes llevar siempre en la mochila. Rocía una o dos veces tu rostro, cuello y pecho y vas a sentir más frescura al instante.

4. ELIGE LA PROTECCIÓN CORRECTA

Los desodorantes tapan el mal olor, pero los antitranspirantes van un paso más allá y previenen la transpiración. ¿Cómo? Contienen ingredientes especiales que bloquean temporalmente las glándulas sudoríparas y reducen la cantidad de sudor que libera el cuerpo. Busca antitranspirantes que verdaderamente te protejan de la transpiración.

Tenemos una línea de antitranspirantes para los distintos tipos de transpiración. Por ejemplo Rexona Clinical, su tecnología única fue diseñada especialmente para combatir la transpiración excesiva. También está probado que te mantendrá seco y protegido hasta por 48 horas.

5. VENTÍLATE

La transpiración es como un sistema aspersor, que sirve para regular nuestra temperatura corporal cuando sentimos calor. Un ventilador portátil puede ayudar. Te aportará una brisa refrescante que mantendrá las glándulas sudoríparas bajo control.

6. PRESTA ATENCIÓN A LO QUE COMES

El exceso de sudor debido al consumo de carne no es un mito. De hecho, la carne y otros alimentos ricos en proteínas no se digieren fácilmente y aumentan la temperatura de tu cuerpo e incrementan la probabilidad de transpiración. Las comidas picantes también aumentan la temperatura corporal. Esto se denomina efecto térmico de los alimentos (ETA) o termogénesis inducida por la dieta (TID).

Al comer, la tasa metabólica y la temperatura corporal se disparan y, como consecuencia, transpiras más. Y si además fue un día de calor o tuviste un entrenamiento muy intenso, es la combinación perfecta para un fuerte  olor corporal.

7. MANTÉN LA FRESCURA DESPUÉS DE ENTRENAR

Todas las personas sudamos cuando entrenamos en la cinta, pero ¿qué pasa después? Nuestro cuerpo continúa produciendo sudor incluso después de entrenar. Si vas al gimnasio en tu hora de almuerzo y no quieres transpirar durante la reunión programada para las 2 de la tarde, utiliza un antitranspirante antes de entrenar y después de ducharte para mantener la frescura.



Que la transpiración no te detenga.

Si el problema es cómo dejar de transpirar o cómo prevenir las manchas de sudor, Rexona siempre tiene la solución. Si bien no puedes dejar de transpirar por completo, estos tips te preparan para el día (o la noche) que tienes por delante y aumentan tu confianza para que sientas seguridad en cualquier situación incómoda.