Night sweat

Transpiración nocturna

 

¿Cuáles son las causas de la sudoración nocturna?

Todos experimentamos transpiración nocturna en algún momento de nuestra vida. Puede aparecer si tienes mucho calor mientras duermes o también puede ocurrir en los siguientes casos:

  • Enfermedad o fiebre
  • Infecciones
  • Efectos adversos de alguna medicación
  • Ropa o sábanas pesadas para dormir
  • Apnea del sueño
  • Hipoglicemia o bajo nivel de azúcar en sangre
  • Alcohol o drogas
  • Hiperhidrosis
  • Desórdenes hormonales

 

¿Puedo detener la sudoración nocturna?

Si notas transpiración abundant al dormir, algunos cambios sencillos pueden mejorar tu situación:

  • Mantén tu cuerpo hidratado durante el día.
  • Utiliza ropa ligera para dormir.
  • Usa sábanas más frescas y un cubrecama menos pesado.
  • Mantén tu habitación ventilada durante la noche.
  • Evita la comida picante, la cafeína, el tabaco y el alcohol, ya que son potenciales desencadenantes del sudor.

 

Más consejos sobre sudoración nocturna

Tus glándulas sudoríparas son menos activas durante la noche, por lo que, si aplicas desodorante cuando tu piel está limpia y seca antes de irte a dormir, va a permitir que el producto actúe durante la noche y hasta el día siguiente.

Quizá quieras considerar un desodorante como Rexona Maximum Protection, que tiene el triple de fuerza en comparación con un desodorante común. Como la sudoración nocturna tiene lugar en todo el cuerpo, el desodorante sólo te va a ayudar con la transpiración de tus axilas.

Si estás experimentando transpiración nocturna, a tal punto de mojar las sábanas o manchar tu ropa, seguramente debas consultar con un médico, quien va a ofrecerte la mejor atención para tu caso específico.

Más sobre Rexona.