pulverizando antitranspirante bajo la axila

Cómo funcionan los antitranspirantes

Los antitranspirantes ayudan a disminuir la producción de sudor. Las sales de aluminio –ingrediente activo que se encuentra en los antitranspirantes– se disuelven con la humedad sobre la superficie de la piel. Esto forma un gel que de manera temporal se asienta sobre la glándula sudorípara y reduce la cantidad de sudor liberado.

Los antitranspirantes que contienen alcohol también ayudan al ingrediente activo a secarse más rápido y a crear una sensación de frescor y bienestar.

¿Qué diferencia hay entre un desodorante y un antitranspirante?

Un antitranspirante también puede ser un desodorante, porque puede controlar la sudoración y, al mismo tiempo, contener una fragancia. La diferencia entre un antitranspirante y un desodorante es que éste último enmascara el olor corporal, pero no ayuda a prevenir la transpiración.

Para combatir el olor corporal, un antitranspirante también puede contener sustancias que trabajan para combatir las bacterias que causan los malos olores corporales.

¿Qué formato es mejor?

Los antitranspirantes de Rexona vienen en cuatro formatos: aerosol, barra, roll-on y crema. Los aerosoles se secan rápidamente, por lo que resultan más prácticos. Los antitranspirantes en barra se presentan en un bloque sólido de producto y son los que más alcance de aplicación tienen. Es por eso que son resultan muy eficaces para tratar la transpiración. El formato roll-on es fácil de usar y además, preciso. Las cremas, por su parte, permiten medir la aplicación del producto de modo exacto, además hidratan la piel y la protegen del sudor.

¿Son seguros los desodorantes?

No existe ninguna prueba científica que indique que cualquiera de los ingredientes utilizados en los desodorantes y antitranspirantes pueda ser dañino para tu salud. Los desodorantes y antitranspirantes son efectivos, rigurosamente testeados y seguros incluso en un uso diario.

Existen artículos sobre el uso de antitranspirantes y desodorantes, que puedes encontrar en revistas o en internet, donde se advierte que estos productos podrían estar relacionados con el cáncer de mama. Sin embargo, los expertos en cáncer, las organizaciones de beneficencia y las autoridades mundiales de la salud afirman que no existen evidencias científicas que lo demuestren.

Sensibilidad al uso de antitranspirantes o desodorantes

Algunas personas quizá adviertan que son sensibles a los desodorantes y antitranspirantes, en especial, en la zona de las axilas. Las posibles reacciones pueden incluir irritación o sarpullido. La sensibilidad a los antitranspirantes o desodorantes generalmente es consecuencia de la fragancia o el perfume que contienen para enmascarar el mal olor del cuerpo, o también puede tratarse de una reacción a otros ingredientes como el alcohol o las sales de aluminio.

Si eres sensible al perfume entonces es una buena idea que pruebes desodorantes y antitranspirantes sin fragancia: quizás compruebes que tu alergia desaparece.

Más alternativas para pieles sensibles:

  1. Usa un emoliente o un humectante junto con tu antitranspirante o desodorante para minimizar la irritación de la piel o la inflamación.
  2. Si te preocupa alguna sensación de sensibilidad que hayas experimentado al usar desodorantes y antitranspirantes, consulta con un médico.

Más sobre Rexona.