Skip to content
Cómo comenzar bien el día: cinco manera de moverse más cada mañana

Cómo comenzar bien el día:

5 maneras de moverse más cada mañana

Comenzar el día con un poco de movimiento para despertar el cuerpo es como acelerar un automóvil por la mañana: lleva un tiempo, pero hará que las cosas funcionen mejor. Hay muchas maneras de incluir en la rutina movimientos saludables en la mañana. Entonces, adopta un nuevo hábito matutino y comienza el día con mucha energía: no querrás detenerte.

 

Pasos para comenzar bien el día

Comienza bien y mantente fresco

 

 

 

1. Comienza bien y mantente fresco

Después de que la alarma suene: despierta tus sentidos con una ducha caliente acompañada de algunas de tus canciones favoritas, es el comienzo perfecto y seguro te hará sonreír.

 

 

 

2. Ejercítate de manera inteligente

Es importante alimentarte adecuadamente mientras llevas a cabo una rutina de ejercicio. El entrenamiento de intervalos breves (ejercicio concentrado con descanso mínimo) es tan efectivo como las sesiones largas. Diez minutos pueden superar dos horas: la clave es la intensidad. Repeticiones, repeticiones, respirar. Luego descansa 10 segundos después de cada secuencia.

Ejercítate de manera inteligente
Únete a la resistencia

 

 

3. Únete a la resistencia

Estira tu potencial matutino con una banda de resistencia. Es una gran manera de trabajar un poco de movimiento en tu rutina de la mañana. Sostén la banda y estira los brazos para abrir los hombros. Ponla debajo de tus pies y agárrala para estirar las piernas. Diez de cada una te prepararán para el día. 

 

 

 

4. Saluda al sol

Comienza el día como un yogui, con una variación de un 'saludo al sol'. Tus músculos isquiotibiales se estirarán, tu postura mejorará y tu energía se elevará por las nubes. Levanta los brazos y dobla las caderas para que tus manos encuentren el piso. Muévete hacia abajo, presiona hacia abajo, baja tu cuerpo y luego empuja tu pecho y cabeza hacia arriba.

 

Saluda al sol
Lee en la cama

 

5. Lee en la cama

Todos estamos para levantarnos, vestirnos, movernos, pero solo cuando el día lo requiera. Una o dos veces por semana, si esos pocos minutos de la mañana son todo lo que tienes mientras permaneces en casa, disfrútalos. Descansa. Lee. Haz lo que sientes que tu cuerpo y mente necesitan. Siempre podemos encontrar tiempo para una sesión de entrenamiento en casa ¿verdad?

 

 

Rutina de ejercicio en casa para mujer

Rutina de ejercicio en casa para mujer

#MuéveteMásEnCasa #MoveMoreAtHome