Hero Image

Tratamiento con radiofrecuencia o microondas para la sudoración excesiva

La hiperhidrosis o sudoración excesiva es la producción de sudor en cantidades mayores a las que necesita el cuerpo para cumplir la función vital de termorregulación. Es una enfermedad común que afecta aproximadamente un 3% de la población y además representa un reto diario para las personas que lo sufren, ya que los afecta de manera directa y siempre de forma negativa en su vida social y laboral.

Existen múltiples tratamientos que, dependiendo de la intensidad de esta patología, permiten controlar o eliminar temporal o definitivamente la sudoración. En los últimos años se han realizado importantes avances en técnicas que prometen ser definitivas en la eliminación de la sudoración excesiva axilar, uno de estos nuevos tratamientos es la termólisis por microondas; recordemos que las glándulas culpables de la sudoración axilar excesiva son las glándulas sudoríparas, este nuevo tratamiento se centra en eliminar estas glándulas de las axilas.

Este procedimiento no es quirúrgico e involucra energía de microondas; la energía de microondas se encuentra en el espectro electromagnético entre las ondas infrarrojas y las ondas de radio. Las microondas viajan a la velocidad de la luz y son utilizadas para transmitir información o energía.

Los equipos de termólisis por microondas transmiten energía que es capaz de generar calor intenso en el nivel donde las glándulas sudoríparas están ubicadas, al mismo tiempo se aplica refrigeración en la epidermis y en la parte superior de la dermis con el fin de evitar daños en la piel por el calor generado por las microondas.

Como resultado del calor focalizado sobre las glándulas sudoríparas se genera la destrucción permanente de las mismas, sin afectar la superficie de la piel. Este nuevo tratamiento ya ha sido aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) como seguro y efectivo.

Usualmente se necesitan dos sesiones con 3 meses de diferencia para lograr aproximadamente una disminución del 60-90% de la sudoración axilar. Los riesgos de este procedimiento son mínimos comparados con el beneficio en la eliminación de la sudoración excesiva.

Si presentas el problema de la sudoración excesiva en tus axilas, el primer paso es usar Rexona Clinical®, pero si tienes más dudas al respecto recuerda siempre consultar con tu médico especialista en dermatología el cuál te puede orientar para el mejor tratamiento en tu caso particular de sudoración.

Más sobre Rexona.