Teaser Image

Tratamiento con curetaje axilar para la hiperhidrosis

Si la sudoración en tus axilas es difícil de controlar, uno de los tratamientos quirúrgicos que existen para evitarla es el curetaje con liposucción axilar.

Este es un procedimiento que se realiza con anestesia local, es decir, el médico solo duerme la piel de las axilas; primero afeitan y demarcar bien la zona donde existe mayor sudoración que generalmente es la parte donde hay pelo en la axila y luego se infiltra con abundante líquido (solución salina).

Se realizan dos incisiones o cortes en los bordes de la zona demarcada por donde ingresa una cánula con la que se retira el tejido debajo de la piel (tejido subcutáneo) por medio de un curetaje o raspado de toda la región demarcada y luego se succiona todo este tejido que se desprendió.

Al final de este procedimiento la piel debe quedar más delgada y se suturan las pequeñas incisiones con pocos puntos. Se deja un vendaje haciendo presión por 2 a 3 días para evitar que se acumule sangre o líquido en las axilas, los pacientes deben evitar elevar los brazos por 2 semanas y no hacer ejercicios fuertes por 1 mes.

Lo que se obtiene con este procedimiento, al succionar el tejido subcutáneo es remover las glándulas sudoríparas ecrinas y apocrinas y las pocas que puedan quedar en las axilas son destruidas con el raspado, de esta manera se logra eliminar o disminuir sustancialmente la sudoración en esta zona. 

Las complicaciones que se pueden presentar con este procedimiento son la formación de hematomas o equimosis en el área tratada, pérdida de la circulación (necrosis) o daño de los nervios, mala cicatrización de las incisiones o fibrosis debajo de la piel e infección. Afortunadamente estas situaciones se resuelven espontáneamente, en poco tiempo y no son muy frecuentes que se presenten si la cirugía es realizada por un especialista. 

Este procedimiento puede ofrecer muy buenos resultados a largo plazo en las personas que sufren de hiperhidrosis axilar, con un método que es ambulatorio y que genera gran satisfacción en los pacientes a los que se les realiza. 

Existen múltiples tratamientos para controlar la sudoración excesiva en las axilas, algunos son quirúrgicos y otros no. Lo que te puedo recomendar es que si tienes problemas de hiperhidrosis, el primer paso es escoger el antitranspirante Rexona Clinical® y si tienes más dudas lo mejor es que consultes con el experto en problemas de sudoración que es el Dermatólogo.

Más sobre Rexona.