Teaser Image

Mal olor en el sudor

Si quisiéramos hablar de un tema de salud con impacto en la vida privada, laboral y social de aquellos que la padecen, tendríamos que mencionar un problema que compromete a muchos individuos que es el mal olor del sudor, llamado medicamente Bromhidrosis.

El mal olor se produce algunas veces acompañando de sudoración excesiva en las axilas, los pies y los genitales.

Debemos recordar que el sudor en un líquido inodoro e incoloro que cambia de aroma por una acción de las bacterias normales en la piel que descomponen la sudoración y aparece el mal olor. La variedad del olor (descrito como húmedo, rancio, fecal, agrio o dulce) es reflejo de las diferencias químicas individuales en la secreción axilar.

No se conoce con exactitud su prevalencia en la población general pues el diagnóstico es poco común. Por lo general, a la gente le avergüenza consultar con su médico de cabecera problemas con el mal olor de su sudoración, pero les puedo asegurar esta condición afecta más a los hombres, a individuos de piel oscura y es más característico en adultos jóvenes que en la vejez.

Cuando alguna persona con este problema vista mi consultorio, trato de hablarles de las muchas alternativas para manejar este problema.

Comienzo por mencionarles los cambios higiénicos y dietéticos que se deben hacer; les insisto mucho a mis pacientes la necesidad del uso de jabones con efecto antibacterial y posteriormente el uso de un antitraspirante como Rexona Antibacterial que es la mejor opción en el mercado.

Les recalco que es importante mantenerse fresco todo el tiempo, por lo cual no está de más el uso de toallitas húmedas refrescantes o el cambio de ropa si es necesario. La dieta también cumple un factor importantísimo en nuestro olor corporal por lo tanto les sugiero evitar las especias, ajo o condimentos muy fuertes.

Si después de estos pequeños cambios el problema persiste el médico tratante deberá recurrir a tratamientos tópicos con antibiótico y poco a poco se explorarán incluso tratamientos definitivos como la cirugía o la aplicación de toxina botulínica previo a una valoración más exhaustiva.

Lo más importante es recalcarles a todas las personas que padecen esta condición, que este un problema que tiene solución y que en el mercado existen tratamientos al alcance de todos por si nos avergonzamos de contarle esto a nuestro médico. Rexona Antibacterial cumple con las necesidades para este tipo de padecimiento puesto que elimina hasta un 99.9% de las bacterias y nos brinda una protección 10 veces mayor contra las bacterias que producen el mal olor.