Hero Image

Cuáles pruebas existen para medir la sudoración excesiva

La presencia de la sudoración en nuestras axilas, manos y pies es bastante obvia, cuando nos sometemos a un esfuerzo físico o a mucho estrés, nuestro cuerpo empieza a producir sudor que en algunas ocasiones la cantidad puede incomodarnos. Pero ¿cómo sabemos si sufrimos de sudoración excesiva y qué pruebas existen para medirla?

La sudoración excesiva es básicamente el exceso de producción de líquidos necesarios para mantener la temperatura del cuerpo bajo control, sin embargo no hay una definición exacta de la cantidad de sudor que puede representar un caso de hiperhidrosis, ya que la sudoración depende del estilo de vida personal y de la genética. Esto significa que el diagnóstico de la sudoración excesiva puede tener un contenido algo subjetivo.

Los especialistas en hiperhidrosis han desarrollado algunas pruebas o test que ayudan a determinar la severidad de la hiperhidrosis y la localización de las zonas más problemáticas. Una de las pruebas más utilizadas para determinar con exactitud dónde están ubicadas las glándulas sudoríparas más activas es el Test de Minor; esta prueba consiste en la aplicación de tintura de yodo en las axilas sin vellos o en las palmas de las manos, con la piel de estas zonas completamente seca, luego de esto se esparce suavemente fécula de maíz sobre toda la zona que esta con el yodo.

Cuando el paciente comienza a sudar, la fécula combinada con el yodo y el sudor, produce un color azul oscuro que permite identificar con claridad el área de mayor sudoración. Esta prueba se usa frecuentemente cuando se utiliza la toxina botulínica como tratamiento de la hiperhidrosis para poder demarcar y tratar mejor las zonas que más sudan.

Debido a que la hiperhidrosis es altamente subjetiva, también se creó una escala que intenta determinar qué tan fuerte es el problema de la sudoración excesiva y qué tanto está afectando la calidad de vida de las personas que la padecen, esta escala se llama Escala de Severidad de la Hiperhidrosis.

Este método de determinar la hiperhidrosis es cualitativo y muy fácil de entender, consiste en una puntuación de 1 a 4, donde 1 y 2 informan de una hiperhidrosis leve o moderada y 3 y 4 una hiperhidrosis severa.

La escala es la siguiente:

  1. Mi sudoración no es notable y no interfiere con mis actividades diarias. 
  2. Mi sudoración es tolerable pero a veces interfiere con mis actividades diarias.
  3. Mi sudoración es poco tolerable y frecuentemente interfiere con mis actividades diarias.
  4. Mi sudoración es intolerable y siempre interfiere con mi vida diaria.

Esta escala también sirve para determinar la eficacia de los tratamientos que se estén realizando para controlar la hiperhidrosis, un punto de mejoría se asocia con una disminución del 50% de la sudoración, mientras que 2 puntos de mejoría significan un 80% menos de sudor.

La primera línea de defensa frente a la sudoración excesiva es utilizar Rexona Clinical® que con su fórmula especializada ayuda a controlarla mientras protege tu piel. Si tienes más dudas al respecto recuerda que es mejor consultar al Dermatólogo el cual te guiará y propondrá el mejor tratamiento contra la sudoración excesiva.

Más sobre Rexona.