Hero Image

Cuales medicamentos se pueden usar para la hiperhidrosis

La sudoración excesiva es más frecuente de lo que te puedes imaginar, esta puede afectar las manos, pies, axilas y la cara, comprometiendo la calidad de vida de las personas que lo sufren, por esta razón desde hace muchos años se vienen creando múltiples tratamientos para controlar la hiperhidrosis y dentro de las opciones terapéuticas se encuentran los medicamentos.

Los grupos de medicamentos que se usan para controlar la hiperhidrosis son principalmente los anticolinérgicos y los betabloqueadores. Dentro del conjunto de los medicamentos anticolinérgicos se encuentran el glicopirrolato, el bromuro de propantelina, oxibutinina y otros menos conocidos.

Su funcionamiento para controlar la sudoración excesiva consiste en bloquear y cortar la transmisión de la acetilcolina, la cual es un importante neurotransmisor encargado de llevar la información entre las neuronas que están ligadas en la inervación simpática de las glándulas sudoríparas, esto en palabras más sencillas significa que estos medicamentos detienen la activación de las glándulas productoras de la sudoración.

Este tipo de medicamentos aunque no han sido diseñados específicamente para el tratamiento de la hiperhidrosis, cuentan con gran cantidad de evidencia médica de su eficacia en el control de la sudoración excesiva y son seguros mientras sean administrados bajo la supervisión médica de un especialista.

Hay que recordar que los anticolinérgicos no tienen efectos directos en el sistema nervioso central y su acción está limitada a ciertos tipos de receptores especializados y es por esta razón que aunque controlan la sudoración excesiva también pueden tener otros efectos secundarios en diversas áreas del cuerpo. Estos efectos de los anticolinérgicos han sido ampliamente estudiados y se consideran bastante predecibles y fácilmente manejables. Sin embargo siempre hay que tener cuidado y prestar atención a los efectos secundarios los cuales pueden incluir: Boca seca, visión borrosa, estreñimiento y retención urinaria.

Los otros medicamentos que son los betabloqueadores, como el propanolol, tienen un mecanismo de acción distinto; estos medicamentos bloquean las manifestaciones físicas de la ansiedad, la cual es una de las causas principales de la sudoración excesiva, esto significa que los betabloqueadores actúan sobre el sistema nervioso central y son una excelente terapia para aquellos pacientes con tipos específicos de hiperhidrosis sobre todo la que se presenta de manera esporádica.

También se pueden usar otros medicamentos como son la clonidina y algunos ansiolíticos, que son útiles en aquellos pacientes que presentan sudoración excesiva de predominio en las situaciones estresantes. Pero en estos pacientes, como primer paso para el control de la hiperhidrosis en momentos de ansiedad, lo mejor es que usen un antitranspirante que brinde una buena protección como lo es Rexona Clinical®, aplicándolo en las axilas 2 veces al día, con la piel bien seca y antes de cualquier evento que aumente la sudoración.

Como existen múltiples opciones para el tratamiento de la hiperhidrosis, cualquier duda que tengas sobre cuál puede ser el más adecuado para tu caso, debe ser consultada con tu médico de confianza.  Recuerda que si buscas un antitranspirante que te brinde protección contra la sudoración excesiva y que además proteja tu piel, Rexona Clinical® con su fórmula especializada es una opción altamente probada y recomendada.

Más sobre Rexona.