Hero Image

Cómo evitar y tratar las manchas en las axilas

Las mujeres siempre queremos vernos bien en todo momento, y la piel de nuestras axilas no es la excepción, unas axilas bien cuidadas nos permiten usar con confianza prendas como vestidos de baño, blusas sin mangas, vestidos de gala, etc.

Pero si la piel de las axilas comienza a oscurecerse puede ser una situación molesta que nos limitará la libertad para usar ciertos tipos de vestimenta.

Las causas de las manchas o del oscurecimiento de las axilas son muy variadas. A continuación te voy a explicar las causas más comunes de hiperpigmentación axilar y como evitarlas:

1. Quemaduras y heridas por productos depilatorios:

La utilización de ceras calientes y la alta frecuencia de afeitado mecánico en las axilas pueden generar quemaduras y pequeñas laceraciones en la piel que son propensas a producir manchas en las axilas. Por esto debes evitar afeitarte en seco, y si es con cera, evitar que sea con el producto muy caliente porque esto puede producir irritación, inflamación o foliculitis que pueden ocasionar la pigmentación residual.

Si notas que te irritas mucho con el método que estés utilizando para remover el vello, lo que te puedo recomendar es que consideres realizarte la depilación definitiva con láser para evitar estos inconvenientes.

2. Falta de higiene en las axilas:

Si no se mantienen niveles adecuados de limpieza en las axilas se corre el peligro de que las células muertas de la piel queden atrapadas y se acumulen en áreas focalizadas de las axilas, creando puntos oscuros. Esto se puede evitar si son removidos estos residuos con exfoliaciones suaves una vez a la semana o cada 15 días.

3. Infección bacteriana o Eritrasma:

Este tipo de infección es común en personas que viven en climas cálidos, debido a que son más propensos a la sudoración excesiva. El incremento en la sudoración causa que una bacteria quede atrapada en la piel de la axila generando una pigmentación marrón rojiza. Para evitar este aumento en la sudoración es de mucha utilidad usar tu antitranspirante Rexona Clinical Mujer® en la noche y con la piel bien seca para obtener mejores resultados.

4. Piel irritada:

La irritación en las axilas se puede presentar por el uso de prendas de vestir ajustadas y de materiales sintéticos o también por la aplicación de productos caseros como el limón o el vinagre. Por esta razón es mejor usar prendas sueltas que no queden apretadas y que no lastimen la piel de las axilas y evitar aplicar múltiples productos sin consultar previamente al Dermatólogo.

5. Cambios hormonales:

Durante el embarazo se desencadenan alteraciones hormonales que provocan el aumento en la producción de melanina en las mujeres, las zonas más afectadas son las axilas, la línea media del abdomen, los pezones y los genitales. Este aumento en la pigmentación es usualmente temporal y desaparece meses después del parto.

Cuando conoces las causas de esas molestas manchas, puedes evitar su aparición con anticipación, pero si a pesar de seguir estas recomendaciones notas que tus axilas están muy oscuras, la mejor opción es consultar con el dermatólogo el cual te podrá ayudar con algunos tratamientos adicionales como son los peeling o formulándote cremas despigmentantes especiales para esta zona, así siempre podrás lucir ese atuendo que resalte la belleza de tus brazos.

Más sobre Rexona.