Hero Image

Causas de hiperhidrosis secundaria

Cuando la sudoración excesiva es un problema, el primer paso es entender qué tipo de hiperhidrosis se padece. En general existen dos grandes tipos de hiperhidrosis: La primera y más común es la llamada hiperhidrosis focal primaria, este tipo de sudoración excesiva es aquella que su origen es genético o hereditario, comienza frecuentemente en el inicio de la pubertad y las áreas de sudoración son limitadas y focalizadas, como en las axilas.

La segunda y la que es de nuestro interés en este artículo es la hiperhidrosis secundaria generalizada, tiene el nombre de secundaria porque su causa no es genética y se debe a una condición médica específica o al efecto secundario de una droga sea de prescripción o de uso recreativo.

En la hiperhidrosis secundaria a diferencia de la primaria los pacientes sufren de sudoración excesiva en las noches e incluso en estado de reposo total; se experimenta flujo de sudor en todo el cuerpo o en la mayoría de éste, además el inicio de la condición se puede presentar después de terminada la adolescencia y de manera usualmente repentina.

Al ser las causas de la hiperhidrosis secundaria tan variadas, es importante consultar con el especialista en Dermatología para poder determinar la condición médica subyacente o droga que pueda estar causando la sudoración excesiva y así saber cuál es el mejor curso de acción o tratamiento.

Cabe anotar que siendo la sudoración un síntoma de alguna enfermedad es importante estudiarla y no necesariamente buscar eliminar sólo la sudoración sin encontrar la causa.

Típicamente si la sudoración es por una enfermedad subyacente deben existir otros síntomas que ayuden a identificar el problema. Las causas más comunes de la hiperhidrosis secundaria cuando se sospecha una condición médica subyacente incluyen las siguientes: 

  • Menopausia
  • Desordenes de la tiroides
  • Diabetes mellitus o problemas del azúcar
  • Obesidad
  • Gota o enfermedad del ácido úrico
  • Enfermedad de Parkinson o problemas neurológicos
  • Artritis reumatoidea
  • Infecciones como la tuberculosis
  • Cáncer como el linfoma o leucemia
  • Alcoholismo  
  • Falla cardiaca

Ciertos tipos de drogas que ya han sido identificadas pueden causar hiperhidrosis, sin embargo solo un pequeño porcentaje de los pacientes utilizando este tipo de medicamentos a la larga experimentan sudoración excesiva. Los medicamentos más comunes que causan hiperhidrosis son:

  • Antidepresivos como amitriptilina, pilocarpina, desipramina
  • Suplementos que contienen zinc
  • Hormona liberadora de gonadotropina o algunos medicamentos hormonales
  • Tratamientos para el cáncer de seno como el tamoxifeno


Por último, como primera medida ante los problemas de sudoración excesiva lo que te puedo recomendar es que empieces usando un antitranspirante que te brinde una mayor protección como lo hacen los antitranspirantes Rexona Clinical®, pero si tienes más dudas al respecto no dudes en consultar con el Dermatólogo.

Más sobre Rexona.