hombre sudando mientras corre y hace ejercicio

Después de ir al gimnasio, necesitas más protección.

Al hacer ejercicio, los humanos naturalmente sudamos en mayor proporción. En estos casos, necesitas más que solo la protección de tu desodorante o antitranspirante, puesto que hay más factores que debes tener en cuenta además del mal olor.

Posible problemas que pueden aparecer:

En primer lugar, debes tener en cuenta que en los sitios húmedos y cálidos como el gimnasio, es posible encontrar la bacteria de estafilococos que puede generar una infección. Por suerte, si se trata a tiempo, la gran parte de las infecciones causadas por estafilococos se pueden curar con antibióticos.

Recomendaciones:

Dejarte puesta la ropa sudada es una de las principales causas de una infección bacteriana, como la de estafilococos o la foliculitis, siendo esta última la más común. Se trata de una infección entorno a los folículos del vello en forma de granitos rojizos que pueden llegar a producir rascor y picazón. Ten cuidado porque esta infección puede llegar a ser contagiosa. Esto es lo que puedes hacer para evitarla:

  • Báñate. Las infecciones se evitan con un buen baño después de hacer ejercicio. Asegúrate de hacerlo cuando el cuerpo haya regulado su temperatura, más o menos después de 30 minutos de haber terminado tu rutina, para evitar problemas de salud.
  • Cambia tu ropa. De nada sirve si te bañas y sigues con la misma ropa con la que entrenaste, esto es lo que le permite a las bacterias quedarse en tu piel. Lleva siempre contigo ropa para cambiarte y sigue con tu rutina.
  • No olvides tu calzado. Aunque los tennis sean cómodos para usarlos todo el día, tus pies también trabajan durante el ejercicio, y por lo tanto, también sudan. Cámbialos junto a toda tu ropa para mantenerte protegido contra la transpiración.

Una solución muy simple: Rexona.

Con Rexona Antibacterial + Invisible tienes la máxima protección contra todos los problemas asociados a sudoración, mal olor y manchas tanto en el gimnasio como en el día a día. ¡Pruébalo ya!

Más sobre Rexona.