Hero Image

¿Cuál es el mejor momento para aplicarte el antitranspirante?

La mayoría de personas que tienen una rutina de aseo establecida, concuerdan en que el momento ideal para aplicar el antitranspirante es después de la ducha y antes de vestirse, pensando que esto hará que su protección dure más tiempo. Si tú eres uno de ellos, Rexona tiene algo que decirte: según los expertos, esto no es correcto.

En horas de la mañana, el volumen de sudor suele ser mayor al producido en la noche, lo que hace que una gran cantidad de antitranspirante se pierda, además, después del baño matutino, las axilas quedan húmedas aún después de haberlas secado con la toalla, lo que dificulta aún más su permanencia en la piel. Todos estos factores, hacen que el antitranspirante se mezcle con la humedad en vez de entrar por los conductos de sudor para detenerlo.

Por el contrario, la noche es el momento en el que se suda menos, lo que facilita la absorción del antitranspirante por los conductos presentes en las axilas, conectándose mejor con los poros y enviando información a las glándulas sudoríparas para que reduzcan o detengan su transpiración. Así, mientras tus axilas estén secas, los ingredientes activos del antitranspirante actuarán con la efectividad necesaria, más aún, si se trata de Rexona Clinical, que con su fórmula exclusiva te da 3 veces más protección que un antitranspirante común y te mantiene extraprotegida.

Implementando este proceso de forma diaria, incluso el baño de la mañana no eliminará el efecto de Rexona porque para entonces, ya habrá entrado por los conductos sudoríparos poniéndose en acción.

Por todo esto, ahora sabes que el mejor momento del día para aplicar antitranspirante es la noche, cuando las axilas están más secas y cuentas con ocho horas de poco sudor para que sus componentes actúen de manera más eficaz. Si quieres saber si Rexona Clinical es el indicado para ti, consulta todos sus beneficios aquí

Más sobre Rexona.