Skip to content
Hero Image

Controla tu sudoración.

El sudor puede llegar a ser incómodo. Por esto te recomendamos seguir los siguientes consejos.

  • Compra el producto adecuado para tu condición: dependiendo del problema por el que atravieses podrías necesitar un desodorante común, medicado, o antitranspirante. Si lo que te pasa es que sufres por el mal olor necesitas un desodorante que contenga los componentes necesarios para acabar con las bacterias que producen mal olor y lo enmascare, además de llevar una buena rutina de higiene.
Si tu problema es de sudor excesivo puedes encontrar un antitransìrante que dentro de sus características está la de controlar la cantidad de sudor que producen las glándulas sudoríparas, y que debido a un defecto en el sistema nervioso simpático, producen más sudor de lo normal.
 
Te recomendamos la tecnología TRIsolid de Rexona Clinical le brinda máxima protección a tu cuerpo gracias a que su crema crea una capa protectora sobre las glándulas sudoríparas lo cual las bloquea y ayudar a sudar menos.
 
Funciona mejor si lo aplicas de noche ya que las glándulas sudoríparas tendrán menos actividad y mejor oportunidad de entrar en contacto con los componentes de Rexona Clinical para que al día siguiente cuentes con la máxima protección, incluso después de tomar tu ducha matutina. Puedes usarlo a diario gracias a su acción humectante.

 Fuente: wikiHow.

Más sobre Rexona.