Skip to content
Hero Image


Nos jugábamos la clasificación a la copa mundo del 98, contra una de las selecciones más difíciles de toda américa, la paraguaya. El partido iba empatado a cero goles y no parecía que se fuera a abrir el marcador, Paraguay que en ese entonces contaba con uno de los mejores arqueros del mundo parecía una muralla impenetrable.

Los minutos transcurrían y nuestro equipo nada que encontraba el gol, hasta que de una jugada que comenzó en nuestra área sale un pase largo al raz del piso que le llega a los pies del mítico número 10 de nuestra selección en ese entonces; volteandose hacia adentro encuentra un compañero, este resulta ser el número 11 quien era uno de los mejores delanteros del planeta, así que le entrega el balón, una vez le cae la pelota al 11, este con una confianza exorbitante y casi que peligrosa, también se voltea hacia el centro de la cancha engañando a un rival con un sutil movimiento, es así como queda de frente al arco contrario, pero aún había un problema, la distancia; encontrándose varios metros por fuera del área, con la misma confianza exorbitante con la que se volteo le pega a la pelota, con la misma potencia de un cañon esta sale disparada, mientras que la mirada impotente de los guaraníes solo seguía el rastro de lo que creían era el balón, luego de tan largo pero rápido viaje, la pelota fue a parar en el ángulo de la red, dejando así una victoria para nuestro país y un gol que vivirá para siempre.

Hay movimientos que marcan la historia y nos dejan en lo más grande.

Atrévete a moverte. El movimiento lo es todo.

Protege cada uno de tus movimientos, dentro y fuera de la cancha con la protección superior* de Rexona en aerosol.

*De Rexona Aerosol. En sensación de aplicación vs formato barra

More Sure