Hero Image

¿Qué es un producto clinical?

Actualmente existen en el mercado una infinidad de productos con diferentes características especialmente diseñadas para la piel y para el control de la sudoración, muchos de ellos en cuyas especificaciones utilizan la palabra clinical. Pero ¿qué tienen de especial estos productos y a que se refiere esta distinción?

Un producto clinical es aquel elemento que suple las necesidades específicas de nuestra piel dependiendo de algunas características puntuales. Por ejemplo, la mayoría de productos clinical están diseñados para ser una opción de tratamientos médicos o ser el primer paso de una consulta con un dermatólogo para atacar alguna condición particular ya sea sudoración excesiva, resequedad en la piel o irritaciones de la misma. 

Estos productos tienen una particularidad y es que están comprobados clínicamente (de ahí el uso de la palabra “clinical”) lo que garantiza que tienen una composición superior a los de su categoría. Muchos de ellos como Rexona Clinical® por ejemplo, contienen Dimeticona, que es un emoliente natural que es utilizado para el cuidado de la piel y han sido sometidos a diferentes pruebas de calidad logrando resultados sorprendentes. 

En mi consulta diaria muchas personas me preguntan por ciertas dudas que surgen al momento de comprar un producto para el cuidado de la piel. ¿Esto será bueno para mi piel? ¿No la resecará? ¿Me producirá alergia? ¿La hidratará lo que necesita? ¿Transpiro más de lo normal y este producto me ayudará? ¿Resecará mis axilas? e infinidad de preguntas similares. 

Para responder a este interrogante es necesario que el consumidor revise con detenimiento si el producto con la descripción clinical realmente cubre con los estándares mencionados anteriormente y en caso de que exista alguna inquietud con sus características, se acuda a un especialista médico para una mejor utilización del mismo. 

Como Dermatóloga puedo decirles que confió en estos productos  que además de hidratar o cumplir su función de antitranspirante  son productos que están pensados en mantener un pH adecuada para la piel, que la mantiene hidratada por más tiempo, que nos protege contra la sudoración y el mal olor por hasta 48 horas manteniéndonos frescos durante todo el día. 

En conclusión, los productos que cumplen con las características clinical, son productos pensados en mantener nuestra piel completamente sana y que utilizados de manera responsable (según indicaciones en el empaque o con supervisión médica) deben cumplir a cabalidad con su promesa de venta. 

Yo recomiendo Rexona Clinical® para todas aquellas personas que necesitan más protección, un producto de calidad y con características superiores de efectividad; es sin duda alguna el mejor producto para la sudoración del mercado.

Más sobre Rexona.