Skip to content

¿Por qué existe la sudoración fría?

La sudoración existe en nuestro organismo como el mecanismo que el cuerpo usa para disminuir y regular la temperatura corporal.

Sin embargo no siempre ocurre así, cuando aparece el sudor y no es debido al esfuerzo físico o por el aumento de la temperatura ambiente, se conoce popularmente como “sudoración fría” y el término médico correcto es “diaforesis”.

La sudoración fría es una posible respuesta de nuestro cuerpo ante el estrés, el dolor, la baja de azúcar o de tensión, falta de oxígeno o por miedo; aunque los orígenes de la sudoración fría pueden ser más variados, estas son las causas más comunes.

 

Productos recomendados

La manera más fácil de identificar la “sudoración fría”, a diferencia de la sudoración normal, es determinar qué se estaba haciendo cuando comienza a aparecer el sudor. Si existe alguna clase de esfuerzo físico o aumento de la temperatura en el ambiente, se espera que aparezca el sudor, pero si la sudoración es repentina y sin incrementos de temperatura, estamos ante la “sudoración fría”.

Cabe aclarar que en algunas ocasiones si se puede tener una sensación de estar sudando frio haciendo actividades físicas sin que necesariamente sea el tipo de sudor que estábamos definiendo anteriormente, por ejemplo cuando se entrena al aire libre, en dónde se puede presentar que el ambiente sea más frío que la temperatura corporal, haciendo que partes del cuerpo (como la cara y el abdomen, entre otros) estén realmente fríos a pesar de la intensidad del entrenamiento.

Hay que prestar atención a los episodios de sudoración fría, dado que ocasionalmente estos pueden ser un síntoma de alguna condición de atención médica, por ejemplo, un estado de shock, el cual consiste en la disminución del flujo sanguíneo al cerebro y se manifiesta con debilidad y mareo, además de la sudoración en sí.

La sudoración fría no siempre es un signo de emergencia, existen múltiples condiciones médicas de largo plazo que presentan el sudor frío como uno de sus síntomas, por esta razón si empiezas a presentar varios episodios de sudoración fría lo mejor siempre es buscar la opinión de un médico que pueda evaluar tu estado de salud, además solicitará exámenes adicionales si lo considera necesario para aclarar la causa de ésta y si existe alguna enfermedad tratar lo que este provocando este tipo de sudoración.

Imagen logo de whatsapp