Skip to content
Calor y transpiración


Calor y transpiración: cómo transpirar menos


¿Por qué transpiramos cuando hace calor?

Cuando el cuerpo eleva su temperatura, transpiramos para disminuirla. Este proceso es normal y se denomina “termorregulación”. 


¿Por qué transpirar nos enfría?

De hecho, es la transpiración evaporándose de nuestra piel lo que nos enfría. Cuando comiences a transpirar, sécate con una toalla limpia. Mientras más rápido el calor es removido de tu cuerpo, más fácil será enfriarlo.

Cuando la temperatura del ambiente sube, a nuestro cuerpo le toma un tiempo adaptarse, y entonces quizá transpire más de lo normal, ya que tiene que trabajar más para reducir su temperatura.


¿Cómo mantenerse fresco?

Si tienes mucho calor, lee estos tips para transpirar menos y mantenerte fresco:

  • Mantén tu cuerpo hidratado: cuanto más hidratado esté, más herramientas va a tener para combatir el calor y, como resultado, vas a transpirar menos. Toma agua (sin gas) y evita las bebidas alcohólicas, ya que pueden deshidratarte.
  • Para transpirar menos mientras haces ejercicio, trata de no hacerlo a mitad del día. Si necesitas hacer deporte o gimnasia al aire libre, hazlo por la mañana, cuando la temperatura es más baja.
  • Usa ropa liviana, de colores claros y hecha con fibras naturales como el algodón y el lino, ya que estos materiales contribuyen a que tu piel respire y, además, dejan que el sudor se evapore, regulando tu temperatura corporal.
  • Transpiramos alrededor de 0,285 litros de los dos pies por día, así que, en lo posible, usa sandalias para dejar que el sudor de los pies se evapore. Chequea tips para saber cómo transpirar menos en los pies >
  • Usa un ventilador para que circule el aire que entra por las ventanas. Mantén tus persianas o cortinas bajas durante el día así tu casa no se calienta tanto cuando no estás.
  • Para disminuir tu temperatura corporal rápido, pon tus muñecas en agua fría o guarda una botella de agua con vaporizador para refrescar tu rostro de modo fácil y rápido.
  • Lleva contigo toallitas húmedas en tu bolso para refrescar tus manos, cara y cuello por si llegas a sentir mucho calor o necesitas transpirar menos.
  • Para aquellos que sudan mucho con el calor, un desodorante como Rexona Clinical puede resultar sumamente útil.


Cómo mantenerte fresco en la noche.

  • Para reducir la transpiración durante la noche moja tus pies en agua fría o toma una ducha fría antes de ir a dormir, especialmente si tienes mucho calor de noche o si experimentas sudores nocturnos.
  • Para la hora de dormir, trata de poner la funda de la almohada y las sábanas en una bolsa de plástico limpia dentro del congelador y deja que todo se enfríe durante el día. Por la noche, saca todo. Cuando te acuestes, vas a notar que la tela se va a mantener fresca por más tiempo, y esto también te va a ayudar a transpirar menos.


Cómo mantenerse fresco mientras ejercitas:

  • Evita entrenar a medio día. Si necesitas ejercitar afuera, hazlo temprano en la mañana cuando la temperatura esmás baja. Toma una ducha luego para mantenerse fresco y seco.

Más sobre Rexona