Una mujer con incomodidad en una cama blanca con su mano en la cabeza, los sudores de la menopausia

La menopausia es el momento en la vida de la mujer en el que deja de tener su período naturalmente. Algunas mujeres atraviesan la menopausia sólo con un par de síntomas y una incomodidad mínima.

Sin embargo, otras experimentan aumentos en la temperatura del cuerpo, conocidos como “sofocos de menopausia” o “calores de la menopausia”, además de sudor frío, sudores nocturnos y, en algunos casos, transpiración excesiva.

Mujer mayor en un entorno natural con un pedazo de hierba en sus manos, superando los sofocos de la menopausia

¿QUÉ SON LOS CALORES DE LA MENOPAUSIA?

Son causados ​​por cambios en los niveles de estrógeno, la hormona que afecta la capacidad del cuerpo para regular la temperatura.

Una "descarga" en sí misma puede durar entre 30 segundos y 30 minutos. Y alrededor del 70% de las mujeres los experimentarán durante la menopausia.

Pero no te preocupe, tenemos algunos consejos útiles para ayudarlo a lidiar con ellos.

El “sofoco” puede durar desde 30 segundos hasta 30 minutos.
Mujer en la playa mirando al agua, fresca sin sudor
Olas rompiendo en la arena en la playa.

¿CÓMO COMBATIR LOS CALORES DE LA MENOPAUSIA Y LOS SUDORES?

Acá hay algunas cosas que podés hacer para reducir el impacto de los sofocos y la sudoración de la menopausia.

Duchate frecuentemente

Usá un antitranspirante todos los días

Si transpirás mucho y te preocupa el olor corporal, intentá usar un producto más fuerte como Rexona Clinical, nuestra máxima protección contra el sudor y el olor en aerosol.

Usá ropa holgada

Y dale prioridad a las fibras naturales que respiren, como la ropa interior de algodón.

Evitá el alcohol, la cafeína, la comida picante y el cigarrillo

Ya que pueden funcionar como disparadores de los calores en la menopausia.

Tratá de mantenerte en forma.

Está comprobado que el ejercicio reduce el impacto de los sofocos de menopausia.

Mantené un peso saludable.

El sobrepeso generalmente provoca más sofocos.

Mantenete hidratada

Y llevá siempre una botella de agua con vos.

Si estás experimentando un exceso de transpiración, probá usar un producto más potente, como el Rexona Clinical.