CALOR Y TRANSPIRACIÓN

 

CALOR Y TRANSPIRACIÓN: CÓMO TRANSPIRAR MENOS

¿POR QUÉ TRANSPIRAMOS CUANDO HACE CALOR?

Cuando el cuerpo eleva su temperatura, transpiramos para disminuirla. Este proceso es normal y se denomina “termorregulación”.

Cuando la temperatura del ambiente sube, a nuestro cuerpo le toma un tiempo adaptarse, y entonces quizá transpire más de lo normal, ya que tiene que trabajar más para reducir su temperatura.

CÓMO TRANSPIRAR MENOS CUANDO HACE CALOR

Si tenés mucho calor, leé estos tips para transpirar menos y mantenerte fresco:

  • Mantené tu cuerpo hidratado: cuanto más hidratado esté, más herramientas va a tener para combatir el calor y, como resultado, vas a transpirar menos. Tomá agua (sin gas) y evitá las bebidas alcohólicas, ya que pueden deshidratarte.
  • Para transpirar menos mientras hacés ejercicio, tratá de no hacerlo a mitad del día. Si necesitás hacer deporte o gimnasia al aire libre, hacelo por la mañana, cuando la temperatura es más baja.
  • Usá ropa liviana, de colores claros y hecha con fibras naturales como el algodón y el lino, ya que estos materiales contribuyen a que tu piel respire y, además, dejan que el sudor se evapore, regulando tu temperatura corporal.
  • Los pies transpiran hasta cuatro veces más que las axilas, así que en lo posible, usá sandalias u ojotas para dejar que el sudor de los pies se evapore. Chequeá tips para saber cómo transpirar menos en los pies
CALOR Y SUDOR: TIPS GENERALES PARA MANTENERTE FRESCO
 
Calor y sudor son dos conceptos que, en verano, van de la mano. Leé estos consejos generales para reducir el calor y la transpiración:
  • Usá un ventilador para que circule el aire que entra por las ventanas. Mantené tus persianas o cortinas bajas durante el día así tu casa no se calienta tanto cuando no estás.
  • Si bien la comida picante hace transpirar más, también puede ser una buena opción si tenés mucho calor, ya que el sudor ayuda a regular tu temperatura corporal. Lo mismo sucede con las bebidas calientes, pero en el caso del té y el café, asegurate de tomar mucha agua, ya que la cafeína te puede deshidratar.
  • Para disminuir tu temperatura corporal rápido, poné tus muñecas en agua fría o guardá una botella de agua con vaporizador para refrescar tu rostro de modo fácil y rápido.
  • Llevá con vos toallitas húmedas en tu bolso para refrescar tus manos, cara y cuello por si llegás a sentir mucho calor.
  • Para aquellos que sudan mucho con el calor, un antitranspirante como el Rexona Clinical puede resultar sumamente útil.
  • Otro tip para reducir la transpiración durante la noche es mojar tus pies en agua fría o tomar una ducha fría antes de ir a dormir, especialmente si tenés mucho calor de noche o si experimentás sudores nocturnos.
  • Para la hora de dormir, tratá de poner la funda de la almohada y las sábanas en una bolsa de plástico limpia dentro de la heladera y dejá que todo se enfríe durante el día. A la noche, sacá todo. Cuando te acuestes, vas a notar que la tela se va a mantener fresca por más tiempo, y esto también te va a ayudar a transpirar menos.

Más sobre Rexona